Oct
27th

Eusebio, Hermano Mayor de la Orden de Agustinos Recoletos

Archivado bajo AGUSTINOS RECOLETOS, NOTICIAS, NUESTRA COCATEDRAL, TRABAJO PARROQUIAL | Publicado por Administrador


¡Los homenajes se hacen en vida!, indicó el P. Max Ozuna, párroco de la Co-catedral en el homenaje póstumo de nuestro querido sacristán Eusebio, el pasado miércoles 26 de octubre en el Salón Santa Ana. Y a continuación recordó que hace quince años, la orden de Agustinos Recoletos, reconoció a Eusebio García como hermano mayor de la orden. “por eso agradecemos las condolencias que nos han dado a los sacerdotes Agustinos Recoletos, porque él era parte de nuestra familia religiosa” indicó el párroco.

eusebio2


A continuación, dio lectura del reportaje de dicho homenaje, el cual transcribimos:


“En “reconocimiento de su amistad y de sus continuados y desinteresados servicios en favor de la comunidad de la parroquia de San Miguel Arcángel, en Totonicapán, Guatemala” el pasado doce de septiembre, el P. General de la orden otorgó al sacristán de esta parroquia el título de HERMANO MAYOR DE LA ORDEN por el que entra a formar parte de nuestra familia religiosa.
La comunidad de Totonicapán, quiso corresponder, a su vez, los más de treinta años de servicio del señor Eusebio García como sacristán, invitándolo a conocer nuestros ministerios de Panamá, aprovechando la presencia en el país istmeño por vacaciones del P. Aníbal, responsable de la parroquia.


La entrega formal del pergamino, que acredita al señor Eusebio García como miembro de nuestra familia religiosa, se efectuó en la Eucaristía, presidida por el párroco de Totonicapán, en la que los religiosos de Panamá celebraron, en presencia de la comunidad parroquial de Rio Abajo, de la fraternidad seglar, y de familiares de nuestros religiosos panameños, en la fiesta de la Recolección Agustiniana.


El P. vicario dio lectura al texto del documento por el que a nuestro hermano sacristán de Totonicapán se le hace “participe, tanto en VIDA como después de la MUERTE, de todas las misas, oraciones, sufragios, y cuantas obras buenas realicen, con la voluntad de Dios, nuestros hermanos y hermanas”


Tras dirigir unas palabras, a modo de saludo, a todos los presentes en su idioma K’iché, Eusebio resalto su identidad maya y señalo que desde hace treinta y un años viene sirviendo en la parroquia de Totonicapán como sacristán y colaborador en otras tareas propias de los laicos en la iglesia.


Agradeció, en su nombre y en el de toda su familia, a la comunidad de Totonicapán, la oportunidad que le ha brindado de conocer Panamá y a todos los religiosos por la acogida que le han dispensado en este viaje. “Llevo esta experiencia de ustedes en mi corazón y con recuerdos inolvidables, señaló”


Habló de su familia, de sus hijos, del cultivo del maíz y de manzana en su comunidad Chuculjuyup y del trabajo que realiza en ella como animador de la comunidad cristiana dirigiendo el rezo del rosario por las casas y coordinando los temas de formación bíblica y de catequesis. Forma también parte del coro de la comunidad y está particularmente empeñado en ayudar a la gente a luchar contra la enfermedad del alcoholismo.


En su visita a Panamá, además de conocer nuestros ministerios de la capital, el señor Eusebio, viajó, acompañado del P. Aníbal, y de los padres Vicario y Lorenzo, a David y Bocas del Toro, visita que le proporciono al ilustre visitante la oportunidad de montar por primera vez un cayuco y de experimentar el miedo que esa primera vez se siente casi siempre, aún si el mar está calmo y el río tranquilo.


Para su familia, este nombramiento ha sido un honor y una gran distinción, aunque al principio, cuando recibieron la noticia y no sabían muy bien de que se trataba, su esposa preguntó si seguiría viviendo con ella y sus hijos en la casa como hasta ahora.

¡Felicidades don Eusebio!”

Be Sociable, Share!

Deja un Comentario